miércoles, 21 de septiembre de 2016

Los chicos de rosa


Eran aquellas oscuras noches las que me hacían vivir. Aún resuenan en mi cabeza las notas que salían de aquella horripilante armónica. Un local de mala muerte, donde no faltaba whisky, que sé yo si era barato o no. Era aquel maldito jazz que simplemente me envolvía y ya no era yo... sencillamente me dejaba llevar...

Somos creadores de tendencias y eso no lo puedo negar, pero lo que está claro es cada uno de nosotros creamos nuestro propio LifeStyle. Tenemos nuestros colores favoritos, aquella camiseta mugrosa que tiene veinte años pero que nos encanta, la bufanda de la abuela, los pendientes de aquella inolvidable fiesta... 

¿Y quién decide las modas, que se lleva y qué no? ¿Y el color rosa ahora para las damas y el azul para los caballeros?

La realidad es que el color rosa por excelencia ha estado siempre históricamente vinculado a los hombres y el azul a las mujeres.




Entramos en materia...A lo largo de la historia, los tonos azulados se han vinculado siempre a las mujeres. Era muy común ver cuadros de la Virgen o dibujos de princesas en los que sus atuendos reflejen este color.

En cuanto al armario masculino, los colores predominantes eran los rojizos: Jesucristo, los reyes o los emperadores han sido tradicionalmente representados vistiendo ropajes rojos. La capa de los emperadores romanos, por ejemplo, era de un rojo carmesí intenso, igual que las túnicas de los cardenales cristianos.

Las tendencias van cambiando, y eso mismo ocurrió con estos colores. 
Se sabe que durante el periodo rococó, la corte francesa, que era la que marcaba la moda en aquella época, desarrolló su gusto hacia los colores pastel porque en ellos se reflejaba el «sentimiento vital de la aristocracia», desvinculándolos de los sucios trabajos de las clases inferiores. El arte de este tiempo recogió la nueva tendencia menos brillante y más suave de los colores pastel, y gracias a él se puede seguir el recorrido histórico-cromático a través de las prendas de vestir. No es casualidad que una de las amantes más famosas de Luis XV, Madame de Pompadour, se aficionara tanto a este nuevo estilo que le pusieron su nombre a un tono de rosa: el rosa Pompadour... 
Si quieres terminar de leer la historia, pincha aquí en mi artículo para Nené Canela.
Y no queda tan mal... ¿no?











¿Qué os parecen estos chicos? ¿A favor o en contra de la moda Pink para los hombres?


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...